Mundo Du

Cuentos breves, relatos sorprendentes

Menú

Reciclaje

En casa de Tato clasifican los residuos para su reciclaje. Hay una bolsa para plásticos, una caja para papeles y cartones, un botecito donde se guardan las pilas gastadas y, por supuesto, un cubo para los restos orgánicos (las botellas vacías tienen su propia habitación).

Lo curioso es que en un rincón de la cocina se puede ver –hay que fijarse– la réplica en miniatura de estos cuatro contenedores.

Los gnomos de Tato también reciclan.